sábado, 16 de junio de 2012

M.A.R.R.S - PUMP UP THE VOLUME

Un único disco, una sóla colaboración de dos grupos y el legado que dejaron.
Miembros de Colour Box y A.R. Kane se unieron para hacer este imprescindible disco de la música  de baile electrónica y, más concretamente del House.
Un bombazo mundial que el año 87 bailaba todo el planeta.
Nada fue igual a partir de entonces.
Sin melodía, las bases aplastantes y los ritmos contundentes hacían que te movieses sin quererlo.
Todos subíamos el volumen y no sé porque, pero muchos sabíamos que era algo grande lo que estábamos escuchando.
Quince años después, lo rescato de una cubeta a un eurillo y compruebo que este Electro House sigue suena tan actual y vigente que parece que acaba de salir al mercado.
No hubo nada más después de esto. Ningún tema nuevo ni intentaron repetir la fórmual del éxito.
Lo que importa es que este es un tema seminal para futuros estilos dentro de la música de baile.
Volumen

8 comentarios :

  1. Divertido disco,pienso que sobrevalorado, pero sin quitarle el mérito que se merece. Una canción cuyo título era toda una declaracion de intenciones: Sube el volumen, escucha la música, disfruta...Y en ello estamos!
    Muy bien recomendado.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces pienso que al ser primero, o de los primeros en hacer algo, te da cierta "categoría" aunque no sea para tanto.
    En cualquier caso, es un disco que disfruto siempre que lo escucho.
    Gracis por comentar.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  3. Lo tenía en vinilo, un clásico ochentero totalmente necesario para entender la música de aquel entonces, a este tema se le enganchó luego el Paid in full, una amalgama de sonidos y estilos dispares que también sonaban muy muy bien...

    http://www.youtube.com/watch?v=E7t8eoA_1jQ

    SaLu2 Pump-eros

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho que te vuelvas a acercar por el blog amigo Xim.
    Todo un placer. Sí, es un clásico.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando lo descubrí hace unos años me gustó más que ahora, que soy un poquito más pijotero, pero es cierto lo que dices: el tema es pegadizo y bailable al 100%. Me llama la atención que está construido a base de pequeños fragmentos que se suceden sobre la base aparentemente sin ningún criterio organizativo, aleatoriamente. Hoy día, gracias a la informática musical, es posible hacer un tema que incluya -pongo ejemplos al azar- sonidos de orquesta sinfónica, percusión étnica, piano preparado, una flauta egipcia y una base tecno con slap bass sin moverte de delante de la pantalla del ordenador. Creo que la mezcla explosiva que hayamos en "Pump Up The Volume" podría ser un buen precedente de lo que comento, si bien es cierto que entonces los ordenadores no ofrecían tantas posibilidades (ni comodidades) a la hora de producir música.
    También me sorprendió que detrás de M/A/R/R/S se encontraran miembros de Colourbox, quienes, en mi opinión, no tenían mucho que ver con estos sonidos "House" (por lo menos lo que he escuchado de ellos, que tampoco es tanto). Es más, detrás de una cierta apariencia pop, tenían un halo de extrañamiento, de oscuridad; no en vano compartieron sello (4AD) con bandas "oscurillas" como This Mortal Coil, los góticos Clan Of Xymox, The Throwing Muses o, en un estilo más étnico, Dead Can Dance, que me encantan.
    De A.R. Kane no he escuchado nada, pero me lo apunto. ¡Saludos! ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo siento amigo Virgen, borré tu comentario por error.
    Por suerte lo leí antes, no así el de Cat Rapes Dog.
    Si, puede que ahora no suene igual, pero más allá de que el tema guste más o menos, para mí el éxito a nivel sonido y de estudio de grabación es, como tú bien decías, el hecho de trocear y samplear fragmentos de otros temas.
    Toda una novedad y avance en aquel entonces, pero sin dejar de hacerlo casi de manera artesanal.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Como no conservaba copia de estos comentarios, he redactado una especie de resumen, jeje.

    Hoy día, gracias a los avances en informática musical, es posible incluir en una misma pieza elementos tan dispares como –pongo ejemplos al azar– una orquesta sinfónica, percusión tribal, un sintetizador modular, un instrumento de cuerda oriental, un bajo slap y una base tecno, y todo esto sin moverse de delante de la pantalla del ordenador. “Pump Up The Volume” podría ser una pieza predecesora, entre otras, de esa manera disparatada de concebir música electrónica, la cual incluye el uso de samples procedentes de otras músicas pre-existentes. Eso sí, en la época de M/A/R/R/S no había tantas comodidades informáticas como ahora para llevar a cabo el trabajo de composición, a pesar de esos ordenadores que incluían los samplers CMI Fairlight para procesar las muestras, auténticas joyas de la tecnología digital (desconozco si hay un Fairlight o similar en este tema, aunque en principio no me lo parece).

    Una de las partes que más me descoloca del tema (en sentido de sorpresa divertida, no negativo) es aquella en la que irrumpe la voz manipulada de una cantante árabe. También distingo un sample de “Din Daa Daa” de George Kranz, aunque no sé si está presente en todas las ediciones del tema (que no fueron pocas).

    ResponderEliminar
  8. Gracias por todo lo que comentas Virgen.
    Sí que un tema precuersor en muchos sentido y base para futuras propuestas electrónicas.
    También hay que decir que, con sólo unos segudos del temas, ya sabes de que tema se trata.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar