viernes, 9 de noviembre de 2012

THE SHAMEN - BOSS DRUM

Otro de esos grupos que contarán con su minuto de gloria en las páginas de los 90 por el bombazo en toda Europa, en plena fierbre Acid House, con su tema Ebeneezer Goode.
El grupo como tal empezó su andadura a finales de los ochenta, no orientado a la electrónica, aunque poco a poco, y con salida y entrada de componentes, su sonido se fue definiendo.
En el Lp del 92, que incluía el citado hit, tiene otro exito también como fue L.S.I (Love, Sex, Intelligent).
En todo momento el disco se mueve por los parámetros del Acid House, aunque hay momentos con toques Trance y otros con toques de electrónica más ambiental.
Las voces en muchos temas son rapeos que los acerca al Eurobeat al estilo de unos Technotronic más tecnológicos, aunque cuando predomina la voz femenina tiene un toque muy House.
No hay trampa ni cartón, los juegos de palabras en los títulos, los ritmos y programaciones con muchos BMP, estaban destinadas a las fiestas Rave y Acid que estaban tan de moda por aquel entonces.
Sonido gamberro no sin cierto aire en la producción de buscar algo de elegancia.
No podemos ser puristas y descartar por sistema los sonidos electrónicos que se produjeron en la década de los 90.
Aparecieron, bajo mi punto de vista, más etiquetas que estilos, pero todo iba muy rápido, como si los medios especializados estuvieran expectantes para poner una etiqueta antes que los demás.
Yo a los 90 le llamo "segunda era electrónica". Fue realmente cuando los sonidos electrónicos consiguieron su propio espacio y fue aceptada e incluso abrazada por los músicos más escepticos para dar una salida a su estancada carrera. También fue cuando la electrónica, se "globalizó", es decir, se mezcló con estilo con los que antes sería impensable y evitó caer en la "endogamia", lo cual hizo que tuviera una década con muy buena salud, hasta empezar el nuevo milenio que, desde entonces, ya se ha estancado como cualquier otro estilo. Y como en todas las épocas hubo cosas buenas y malas. No todo era "Chunga Chunga de baratillo".
Es un disco al que hay que darle un repaso para ver la pulsación de los 90.