lunes, 18 de noviembre de 2013

THE HUMAN LEAGUE - DARE

Este es un clásico del Tecno Pop.
Un disco que no sólo está entre lo mejor que ha parido la música electrónica desde sus inicios, sino que, sin duda alguna, estará siempre entre los quinientos mejores discos de la historia.
Después del abandono definitivo por parte de  Ware y Marsh para formar B.E.F y Heaven 17, debido al escaso éxito que habia cosechado la banda hasta el momento, Phil Okey y Philip Adrian Wrigth se quedan con el nombre del grupo y también más sólos que la una.
Decididos a seguir, reclutan a dos músicos más y, según la leyenda, querían que a la banda se uniese una fémina que supiese cantar y con algo de experiencia.
Y lo que consiguen, después de estar en una discoteca, son dos chicas menores, que no tienen mucha idea de cantan y que de experiencia nada de nada.
De hecho, para ir de gira, Phil tiene que hablar con los padres de Susan y Joanne para que les den permiso.
También deciden dar un giro al sonido de la banda.
Atrás va a quedar esos sonidos ásperos, electrónicos e industriales de sus comienzos. Aquí, en ese Lp nos encontramos con melodías Pop clásicas, pero modernizadas gracias a los sintetizadores, las cajas de ritmo y las programaciones que les suspuso ponerse en la vanguardia del sonido más comercial, pero de una calidad indiscutible.
Porque amigos, en Dare encontraremos la Biblia del sonido sintéticos sin complejos cara a las listas de éxitos. Melodías impedecederas, ritmos listos para ese hit demoledor.
Electrónica para todos, pero que no todos sabrán valorar su magnitud, porque sólo  bailarán sus temas y se quedarán en la superficie.
Un album en el que todos sus temas son joyas, donde no sobra nada, donde cada sonido tiene un porque.
Donde el puro y simple Pop se reune con las nuevas tecnologías, se abrazan, se acarician y paren juntas una obra maestra.
Don´t You Want Me es, junto con Love Action dos clásicos de los 80. Dos temas básicos.
The Things That Dreams Are Made Of, que abría el disco, ya nos ponía sobre aviso de que nos encontrábamos ante algo fantástico, pero sin concesiones a la facilidad.
Bajos contundentes, sintes más duros de lo que puedan parecer, y la voz de Phil decidida y fuerte.
Open Your Heart es otra joyita. Electropop de alto voltaje, estribillos demoledores de lo bonitos que son. Otra clase magistral.
The Sound Of The Crowd es otro temazo fantástico. Baile, contundencia, coros Tamla-Motown mezcladas con las nuevas tendencias electrónicas.
Darkness si que contiene ese ambiente oscurillo, (la voz de Phil invita a ese ambiente). Puede sea de los dos o tres temas que nos pueden acercar, someramente, a lo que estaban haciendo el grupo antes de marcharse Ware y Marsh.
Do Or Die, que cerraba la cara A del Lp, es un pefecto artefacto listo para las pistas de baile. Sin fisuras, sin estridencia. Efectivo y magnífico. Con un toque de sintetizador que casi parece un riff de guitarra y unos teclados acolchando el tema, que casi recuerdan a las cuerdas de los temas de Disco Music.
Get Carter abría la cara B. Una pequeña anomalía en el disco. Pequeña en duración (poco más de un minuto), y pequeña en cuanto a ser una melodía básica y mona hecha con un casio. De esos temas que siempre creerás que se te habria podido ocurrir a ti. Es más, lo digo de buena tinta, es muy sencilla de reproducir.
I Am The Law es otro de los temas que nos podría traer a la memoria a los anteriores Human League.
Lento, un tanto inquietante. Eso sí, tiene un estribillo impecable.
Por si te habías quedado pensativo o demasiado relajado, ahora te espera la traca final.
La "tripleta atacante" lista para que espabiles y disfrutes bailando hasta la extenuación.
Seconds es un trallazo sin desperdicio. Otra joya sin paliativos. Descargas sintéticas, contundencia impresionante en el ritmo, bajos demoledores en un ambiente casi Dark.
Y Love Action y Don´t You Want Me completan el lote.
Aparte de lo que dije al comienzo de que son dos clásicos, ¿Qué más se puede decir?
Simplemente que siguen destilando la misma frescura y la misma calidad que el primer día.
Por si alguien no lo sabía,( recomiendo que veáis el video Synth Britania) The Human League hacían en sus comienzos música múcho más experimental y electrónica, pero a todos sus componentes les gustaba el sonido de la Tamla-Motown, de Moroder, del Pop.
Y puede que aquí Phil Oakey lo lograse reflejar sin ningún complejo.
Todo esto aconteció en el 81, por si alguno no se acuerda, o no lo sabe.
El Tecno Pop, no así la música electrónica, estaba dando sus primeros pasos cara a las listas.
Lentos pero firmes. Unos pasos que los mas involucionistas no veían con buenos ojos.
¿Cómo unos tipos que sólo saben tocar con un sólo dedo van a poder hacer música?
Además, no saben tocar ¡Sí las máquinas hacen todo!
Sí, sí. Vale. Lo que quieras.
Pero esas melodías perfectas que supieron tejer estos nuevos The Human League, como hicieron tambien Marsh y Ware con Heaven 17, me da igual como las hicieran.
El caso es que están ahí. Y ahí quedarán para siempre.
Lograron conquistar las listas a ambos lados del Atlántico. Algo impesable en su momento (en lo que a USA se refiere), por el tipo de música que practicaban.
Nunca volvieron a repetir tal hazaña ni tal logro. Pero eso es otra historia.

8 comentarios :

  1. Madre mía... qué cantidad de recuerdos me trae ese disco y sobretodo su single "Don't You Want Me" con aquella etiqueta "Música Tecno-Pop" que tanto amaba yo. Contaba con 14 añitos cuando salió ese disco y cada vez que los escucho me vienen flashes de aquellos años, agradables unos y muy tristes otros (la muerte de mi padre) pero sin duda es la banda sonora de mi adolescencia. Gracias por ponerlo, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por pasarte por el blog y dejar tu comentario amigo.
    Sí, esa etiqueta...............A veces, cuando encuentro en las tiendas de segunda mano singles con dicha etiqueta los compro, aún teniendo el Lp del grupo.
    Nostalgia sí, pero esos momentos no nos los quita nadie.
    De cuando esos sintetizadores y esas cajas de ritmo nos hacían ir hacia otros planos mentales.
    ¡Vaya filosofo de todo a cien que estoy hecho!
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  3. Un referente dentro del techno-pop más accesible junto a Soft Cell, Visage, etc...Y por otra parte una buena entrada para descubrir los otros grupos más oscuros tipo DAF,primeros The Grid, etc...

    ResponderEliminar
  4. Una palabra interesante y fundamental has dicho amigo mío. Referente. Un disco que, como bien dices, te ayuda a adentrarte en otros caminios de la electrónica.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya pedazo de LP! Sublime desde el primero al último de sus surcos. Ni qué decir tiene que es uno de mis favoritos de todos los tiempos. Y es que de muchas de sus canciones se hicieron remezclas que funcionaron todas estupendamente, sobre todo gracias a la inclusión de varias de ellas en el LP Love and dancing.
    Me gustaban todas, pero quizá Don't you want me baby y Love action fueron demasiado pinchadas en la época. Mis favoritas del disco eran Seconds y Darkness, dos de los mejores temas de la historia. Pero es que todas las demás eran buenísimas, quizá excepto la introducción Get carter. Hasta I am the law tiene un encanto terrible con esa voz tan característica de Phil Oakley.
    Su retorno en los 2000 fue uno de los mejores de los grupos de la época. Phil, ya desprovisto totalmente de esa melena morena, nos sorprende todavía con discos que no desentonan en el mercado actual. Y sus directos, como tuve ocasión de comprobar hace años, son muy buenos.
    Por cierto, esta Navidad lo tengo en lista para hablar de él en mi blog en mi sección de Grandes álbumes. Tendré que ponerte como fuente del texto.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias JL por tu comentario. Ni que decir tiene que puedes coger lo que quieras del texto, y no hace falta que me pongas como fuente de nada.
    Bueno, si es en navidades, me puede poner como fuente luminosa y con adornos.
    Ja,ja,ja.
    Puedo decir, sin ruborizarme, que cuando compré el LP, sólo conocía Don´t You..... , y no sabía lo que me iba a encontrar.
    Como me suele pasar, no me entró inmediatamente. No era un Speak & Spell de DM, mucho más directo. Tampoco eran los primerísimos Duran Duran o Spanda Ballet, mucho más pegadizos de entrada y también menos electrónicos.
    Pero poco a poco, y tal vez es lo que más me gusta de esta clase de discos, es que cada día vas encontrando más y más temas que te das cuenta que son maravillosas, logrando que al final te atrapen hasta el día de hoy.
    Imprescindible.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  7. Se me olvidaba por cierto.
    Después de años con temas de éxito, pero no con álbumes tan impresionantes, cosa difícil por otra parte, pero creo que rescatables del olvido, Human League para mi, con Octupus y con Secrets, levantaron el vuelo más que dignamente, haciendo lo que siempre supieron hacer y fuera de modas, puro, duro y bonito Synth Pop o Tecno Pop, como prefiramos.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  8. Secrets fue, para mí, su mejor LP desde Dare. De los demás LPs sólo puedo destacar temas concretos, pero el sonido de Secrets es cautivador.
    Al hilo de lo que decías sobre la compra de tu LP, por Barcelona tuvimos la suerte de que alguna emisora lo promocionó antes de ser lanzado en España, y yo ya conocía casi todas sus canciones antes de comprarlo. Ya iba sobre seguro. Me lo compré a la vez, paradójicamente, que Penthouse and pavement de los Heaven 17. Pero es que en aquellos días me compré otros LPs impresionantes, como Non-stop erotic cabaret de Soft Cell, Architecture and morality de OMD o Speak and spell de DM. Lo poco que tenía me lo gastaba en estos discos para freir después sus surcos pasada a pasada,
    Saludos sintéticos,

    ResponderEliminar