miércoles, 19 de junio de 2013

VISAGE - HEARTS AND KNIVES

Encontrar una vuelta como ésta me llamó mucho la atención cuando lo leí.
Creo que Steve Strange consiguió hacerse con el nombre para poder editar bajo el nombre de Visage.
Antes de hablar del disco, hay que decir que hay matices.
De Visage sólo está Steve y de los antiguos miembros Dave Fórmula colabora en un tema y también un ex- Simple Minds.
La portada está hecha por Peter Ashworth, el mismo que hizo la fotografía del primer Lp.
La formación se completa con Robin Simon, guitarra que perteneció  a Ultravox en el primer disco, Steve Barnacle al bajo que ya apareciera en el tercer y desafortunado Beat Boy, último trabajo bajo el nombre de Visage, hasta que llegó éste.
Lauren Duvall se encarga de los coros.
El disco está dedicado al fallecido productor Martin Rushen, que colaboró en el primer disco del grupo.
Dicho todo ésto, sinceramente, no me esperaba nada más que una bazofia de disco, manchando el buen nombre de Visage.
Pero resulta que el disco no está nada mal, no señor. El espíritu New Romantic se respira durante todo el disco y puede que alguno piense que eso hace que suene desfasado.
Pero no, ¿Porqué? .
Bueno, en un principio también lo pensé, pero seamos justos, y ya sabeis que lo de las "reuniones" en un principio lo llevo mal, y no doy un duro por ellas. Debe de ser por eso que me llevo buenas y agradables sorpresas.
Si este disco estuviese hecho por gente como Little Boots, Parralox u otros grupos actuales y que han sabido empaparse bien del espíritu de los 80, seguro que lo veíamos de otro modo.
Vale que a grupos que conocemos desde hace años les pedimos algo más o, por lo menos, que no nos hagan abochornarnos.
Y me mojo y si hubiese salido en su época, hubiese sido un disco bastante vendido.
Aquí el Synth Pop clásico luce a sus anchas (y no porque se usen sintetizadores analógicos), el sonido New Romantic revive durante unos minutos, Steve parece que quiere reivindicar que el grupo e incluso el movimiento tuvieron más influencia de lo que muchos cree o quieren ver y sólo ciñen a la estética.
Dreamer I Know, She´s Electric (con bases Fade to Grey), Shameless Fashion o Lost In Static son ejemplos de lo que estoy diciendo.
Steve a sabido rodearse de veteranos y buenos músicos. Ha vuelto a hacer lo que hizo hace más de treinta años, cuando logró unir a gente de Ultravox y Magazine,  unir a músicos que, para esta ocasión, han sabido "revivir" aquellos años.
Y no me duelen prendas en reconocer que, a lo mejor, me puede la nostalgia y "veo" en este disco cosas que no hay.
Pero bueno, yo de vosotros lo escuchaba.
Por lo menos, para mí, es mucho mejor que Beat Boy.