domingo, 15 de diciembre de 2013

EURYTHMICS - SWEET DREAMS (ARE MADE OF THIS)

Eurythmics no eran nuevos en èsto. Estuvieron en The Tourist anteriormente. Un grupo que tuvo cierto éxito en su momento.
Ya como dúo editaron en el 81 In The Garden, con el cual no pasó nada, pero contaba con gente de Can y DAF como colaboradores y con Conny Plank en la producción.
En el 83, el bombazo del tema Sweet Dream fue mundial.
Un tema histórico y que los catapultó a la fama.
El Lp no es una maravilla, pero tiene buenos momentos. Buenos momentos de Tecno Pop y Synth Pop.
Aunque no nos engañemos. Eurythmics no es un grupo electrónico, sino que se ha servido de la electrónica cuando lo ha creído conveniente.
No es que este mal, ni mucho menos, otros lo han hecho a la inversa. Simplemente constato algo que creo que es así.
Aparte del tema archiconocido, tiene Love Is A Stranger que también fue single y que también cumple.
I´ve Got An Angel es un estupendo tema. Un medio tiempo con un gran estribillo.
I Could Give You (A Mirror) sigue la línea de sonido del disco, aunque prefiero la versión que aparece en la cara b del single Sweet Dream.
The Walk es de esos temas que te gustan más pasados años que en su momento, que te parecía un poco de relleno, pero nada de eso. Un buena línea de bajo y unos buenos arreglos de metales.
Jenifer es un precioso tema que inevitablemente nos recuerda a Yazzo. La estructura del tema, y ese minimalismo de sonidos ayuda a ello, unido a que es una bonita balada.
This is The House, con voces en castellano, tiene mucho de Funk y del bueno. Un muy buen toque de bajo y unos arreglos de metal con sonido fronterizo que le quedan genial. Además tiene esos soniditos de computadas antiguas a lo largo del tema que lo hacían "moderno" para el Pop más comercial.
Somebody Told Me también lo aprecias más con los años. Seguramente ahora la bailaría mejor que en los 80.
The City Never Sleeps describe a la perfección esa sensación nocturna, tranquila, pero inquietante al mismo tiempo. También ha ganado para mí muho con los años.
Tema nocturno por excelencia dentro del disco y con cadencia entre Lounge y Chill Out.
Wrap It Up es un tema ajeno, de Porter e Isaac Hayes, y que cuenta con la colaboración en la parte vocal del cantante y lider de Scritti Politti Green Gartside.
Como nunca he escuchado el tema original, pues no sé si la versión está bien o mal, pero a mí me gusta así. Tiene fuerza y potencia y no desentona en el disco.
¿Y que decir de Sweet Dreams que no se haya dicho ya? Pues simplemente que es un clásico de los ochenta. Una joya del Synth Pop aunque el grupo no lo fuera. Pero así son las cosas.
Sintético, electrónico, pegadizo e impresonante. El tema con el que muchos nos enganchamos al grupo, aunque en trabajos posteriores ya no les hiciéramos caso, más allá de los temas que sonasen en la radio o Tv.
Siendo sincero, no me importa que hayan usado la electrónica para hacer un disco como éste.
No será el disco que te lleves a una isla desierta, pero sí que lo escucharás de un tirón y lo vas a disfrutar, que es algo con lo que yo ya tengo suficiente.
Y si huiesen seguido haciendo discos así a partir de Touch, hubieran tenido mucha más atención por mi parte. Bueno, algo más tuvieron, pero eso para otro momento.
Dulces sueños amigos.

LFO - FRECUENCIES

En el año 1991 quedará como el año en el que la nueva generación del Techno parió uno de los discos más importantes e imprescindibles de la electrónica.
Gez Varley y Mark Bell, bajo el nombre de Low Frecuency Oscilation (LFO), se sacaron de la manga un disco que bebía de las fuentes  de los clásicos (Tangerin Dream, Kraftwerk, YMO, Brian Eno, Depeche Mode) y también buscaban en los nuevos grupos (KLF, Technotronic), para parir un ya clásico por méritos propios.
Pioneros del llamado Bleep Techno, es decir, bajos contundentes  que retumban en los altavoces. Los ritmos, con un sonido muy añejo, pero también mirando hacia adelante, sujetan esos bajos deslocados, configuarando unos temas, aunque no todos, destinados al baile en clubs.
Ciertamente, siempre he notado este disco con un tono frío y robótico, aunque hagan aparición en algunos temas voces femeninas en clave House, pero sin calor alguno.
Con todo lo dicho no significa que no sea el disco estupendo que es.
La fantástica Intro haciéndonos una explicación de lo que es para ellos el House y la inmediatamente siguiente, LFO, ya nos van aclarando el camino que vamos a iniciar.
We Are Back es otro de esos imprescindibles temas. Sonidos Electro, sonido robóticos.
El Ef Oh! es un tema que yo lo escucho, no como una copia, sino como la influencia de los alemanes Kraftwerk está presente durante todo el trabajo y, en este tema más.
Este tema es el hermano pequeño de The Man Machine y un temazo.
Pero también como dije al principio, las inflencias de los demás clásicos arriba indicados también se dejan oir sin problema ni complejo alguno.
 En Nurture o Groovy Distortion parecen unos YMO cualquiera.
Tan Ta Ra tema estupendo, que tiene una versión en maxi que es para enmarcar.
Las texturas y atmosferas tan presentes en Think A Moment, también las podemos encontrar durante todo el disco.
Grabado para Warp, pero en sus estudios, aparentemente todo es sencillo. La producción minimalista y  el sonido frío y espartado, nos da la sensación de que no han necesitado mucho, sólo las buenas ideas que fluían por su cabeza.
Y lo de grabar en sus propios estudios, algo ahora más normal, en el 91 no era tan común. Pero también nos da una idea de lo que han cambiado las cosas en el mundo de la música y de la tecnología musical. Ya por aquel entonces los medios a nuestro alcance empezaban a facilitar el trabajo. Se podía hacer desde casa y no desplazarse a estudios caros y lejanos, dejando igualmente un resultado profesional.
LFO debutaron con un clásico. No se puede pedir más.