domingo, 21 de septiembre de 2014

FABRIK/SIEMENS - SOME MACHINES ARE GOOD TO MAKE DIAGNOSES

Empezó llamándose Siemens durante sus dos primeros trabajos, pero a partir de ahí pasó a llamarse Fabrik, que seguro que les suena a muchos más.
Un proyecto personal, detrás del que se encuentra Atom Cobalto, un no-músico como el mísmo se denomina y que tiene otros proyectos también conocidos como The Outer Space, The Dadaist, Viejo Café de Europa y Ocnelie Ilmatik.
Vamos, una persona inquieta y que la electrónica es su pasión.
Fabrik, en este caso Siemens, es la parte más puramente de electrónica experimental, más electrónica ambiental, fijándose más en los correos cósmicos alemanes, en los sonidos industriales más llevaderos y en la EBM.
Para su debut, Atom Cobalto samplea y construye sonido, ritmos y también ambietes, a través de las máquinas de los hospitales. Tampoco pone reparos en samplear sonidos de otros grupos para combinarlos y darles forma a gusto del compositor.
Esas máquinas que nos mirar interiormente, aunque sea de manera fría, y que nos ayudan a tener un nivel de salud mejor.
La cosa no puede empezar mejor. Faktor VII es una descarga de EBM atronadora y desbocada. Detrás de un ritmo infernal las máquinas suenan.
Sanguínea nos introduce por mundos atmosféricos, electrónicos, pero también ambientales. Es delicada, al mismo tiempo que tiene un halo de misterio, no de oscuridad. Es muy flotante, si es que se puede expresar aquí.
Cloning, remezclada por Juventudes Lesbianas, vuelve a darnos un buen chute de EBM.
Analyser Machine sigue dándonos EBM de calidad.
Ci-box nos manda a la zona más experimental, electrónica dura. Corta, concisa y muy interesante.
La también corta Factor nos ofrece EBM industrial.
Torso Et Pubis es de las que me recuerda al  Esplendor Geométrico  Seikh Aljama. Rítmica y con electrónica áspera.
Faktor I vuelve con EMB industrial bailable.
Patóligy es rítmica, pero tiene mucho de buen Ambient.
Factor X, como en todos los Factor, manda el EBM con voces casi cacofónicas.
Cloning, esta vez la toma original, personalmente gana algún entero con respecto a la remezcla antes mencionada.
Y termina el disco con Factor IV que esta vez deja un tanto al lado la EBM rítmica y se pasa a un tema muy bueno con sonidos industriales y experimentales.
Un debut más que satisfactorio. Y lo que es mejor, es que esto fue el punto partida para más trabajos y más interesantes.

















2 comentarios :

  1. Un álbum que he querido volver a hacer de nuevo ya que su sonido no es muy nítido y distorsiona, pero algunos amigos me han dicho que ahí mismo reside su encanto, en el sonido sucio. Yo no estoy de acuerdo pero no descarto la posibilidad de volver a hacer una segunda parte más depurada. Siempre hay que mirar al frente, al futuro...
    Mil gracias por ponerlo en tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Pues como buen gallego sí y no. Sí que el disco con ese sonido tiene el encanto de lo primero, de los pocos medios, de la pureza de lo primero que hace uno.
    Por otro lado estoy de acuerdo contigo que el disco, y lo he escuchado varias veces antes de ponerlo en el blog para refrescarme, con un sonido más nítido puede que, no que ganese, pero sí se podría oir de otra manera. Y pienso en los temas más atmosféricos.
    Pero es igual, es un muy buen trabajo de debut. Aunque ya sabes que mi joya de Fabrik es el segundo.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar