domingo, 24 de agosto de 2014

D.A.F - GOLD UN LIEBE

No me da verguenza reconocer que D.A.F es un grupo que hasta hace relativamente poco no conocía en profundidad.
Una desgracia como otra cualquiera, pero que como todo se puede arreglar menos la muerte, y como nunca es tarde para conocer "cosas nuevas" , me he adentrado en este disco para reafirmar lo que ya me esperaba, y es que estos tipos eran duros, muy duros.
Ademas que también tengo claro que sentaron las bases y fueron precursores de la EBM, aunque también del New Beat, Agrepo o incluso de la Maquina.
Obsesivos, repetitivos, agresivos, pisando fuerte sobre un terreno que conocían como nadie.
Un tema que me tiene enarmorado es El Que, que es un disparo directo al corazón para hacértelo estallar a base de ritmos sintéticos trepidantes y demoledores.
También Goldenes Spielzeug es otro tema fantástico, con ese teclado de juguete que parece tocado por un muñeco diabólico. O Muskel, secuencias musculosas para un desfile de un ejército de robots listos para la guerra.
El resto del disco sigue la misma línea, baile para posesos, ritmos mántricos para la Europa industrializada.
Solo dos escepciones. Absolute K Penkontrole, un instrumental repetitivo que tiene ritmo y sonido con ecos del Industrial y Greif Nach Den Sternen que es lo más suave del disco, acercándose a un Synth Pop agresivo.
Más que recomendable este disco del año 81, el cual no descubre aspectos nuevos del grupo, pero refuerza considerablemente la reputación y calidad del duo alemán.

FREEZ - I.O.U

Este tema de grupo inglés fue un auténtico bombazo allá por el año 83 en todo el mundo.
Mezclado por Arthur Baker, John "Jellybean" Benitez y John Robie, afamados productores y mixers del momento, el tema fue radiado por todas las emisoras y bailado por todos.
Un tema que recuerda una época por sí mismo.
Bajo sintético Electro implacable y rítmico, melodías sintetizadas también con aires de violines. Un tema ideal también para los que bailaban Break Dance. También encajaría con el Synth Pop de la época.
Y algo que tiene este tema para mí, es que hasta cierto punto, es bastante austero tanto en producción como en sonido.
Gustaba a todo el mundo, no sólo porque fuera bueno, que lo era, sino que logró unir comercialidad con la aceptación de los ambientes más underground .
Un hit no, un superhit que no volvieron a repetir ní por asomo. Algo más sonó, pero nada comparable ni en ventas ni en calidad.
Como curiosidad comentar que una vez que el grupo se disolvió, uno de los componentes John Roca probó suerte en solitario, y si bien es verdad que algo sonó, pronto cayó en el olvido, por lo menos en el mío.

JOE JACKSON - STEPPIN OUT

Para mí esta es una pequeña obra maestra del Pop, esos temas que quedan para la posteridad musical pero sólo para unos cuantos, que hemos encontrado en estos escasos cuatro minutos una joyita impedecedera para el recuerdo.
Joe Jackson se desmarcó más o menos de su estilo hasta entonces con este temazo de corte un tanto Soul, intimista, pero con unos bajos sintéticos que lo hacían bailable y actual para aquel año 82, que fue cuando se editó el disco.
Hasta entonces su música se acercaba más a la New Wave y después a sonidos más cercanos al Pop Rock con toques Jazzy y Soul a los que siempre les ha imprimido distinción y elegancia.
Aquí como dije, su sonido es por un momento más sintético y bailable, más para discotecas y pubs que sabían apreciar un buen tema para disfrute.
Caja de ritmos de antaño, pero con ritmo trepidante, un piano con toques Jazz Soul y una melodía que atrapa, gracias también a la excelente voz del músico.
Recuerdo que la primera vez que escuché el tema por la radio quedé maravillado. Como en este país no tuvo apenas repercusión, siempre que la volvía a escuchar intentaba quedarme con el nombre. Pero fue por casualidad, muchos años después cuando cambiando de cadena ví el vídeo y pude saber de quien era esto.
Es casi una obligación el colaborar para que este tema no se pierda ni caiga en el olvido.

.

TINO CASAL - HIELO ROJO

Hablar de Casal me resulta fácil y complicado al mismo tiempo.
Fácil porque me parece un artista de los pies a la cabeza. Y difícil porque sé que muchos lo han considerado, y consideran, un modernete de su tiempo que tuvo mucho éxito en su momento con sus hits que sonaron por la radio y poco más.
La obra que nos dejo Tino vale mucho la pena. Puede tener sus aciertos y también algún error, pero su legado tiene muchos puntos para ser recordado y disfrutado.
En el año 84, Casal volvía con su tercer trabajo bajo el brazo.
Un trabajo que venia precedido del éxito de Embrujada y de su Lp Etiqueta Negra.
Así que todos estábamos expectantes  por saber si se habría superado o si ya habría tocado techo compositivo.
Reconozco abiertamente que Neocasal es mi disco preferido. Mucho tiene que ver que los primeros discos de alguien que te gusta te impactan de una manera distinta, pues es con el que tienes el primer contacto con el artista, con el que se da a conocer,  con el que tú también te empiezas a identificar.
En definitiva, es algo que va más allá de la calidad intrínseca del propio disco.
Pero también reconozco que Hielo Rojo sea su trabajo más completo en todos los sentidos.
El disco mantiene siempre un bloque compacto, una uniformidad sonora constante que evita que haya altibajos.
La producción sigue a cargo de Julián Ruiz que sigue haciéndolo fenomenalmente.
Y otro gran protagonista de este disco es el Fairlight que está presente durante todo el disco con el que se obtienen unos grandes resultados, ya que en ningún momento suena excesivo.
Panico En El Edén fue el primer single y con él la vuelta al éxito. Un tema que atrae con unas voces estupendas y un estribillo que engancha.
Para mí no es el mejor tema. Hay otros que lo superan como es el extraordinario Teatro De La Oscuridad, que tiene mucha fuerza y potencia.
Tampoco hay que olvidarse de Bailar Hasta Morir con una base Disco Funk electrónico que es demoledor.
Y también está Miel En La Nevera. Un tema que seguro que es de los menos conocidos por el gran público, y para mi es de lo mejor de toda su carrera.
Una balada intimista, desgarradora, con una letra que uno la puede hacer suya en cualquier momento de su vida. Soberbia.
Pero la cosa no decae y la bonita, pero no blandengue Mañana mantiene el listón.
Aquí Casal consigue que las baladas no suenen blandengues ni empalagosas, algo que sí me pasaba en cierta medida en Etiqueta Negra y también, aunque mucho menos, en Neocasal.
Hielo Rojo, tema que título al disco, tiene mucha descarga emocional, y como pasa también con Muñecas y Loco Suicida van ganando a cada escucha.
Sobre todo Loco Suicida, que cada vez me parece más fascinante.
Flash de Camara es tal vez la más floja, la que parece que no es que sobre, pero parece la más descolgada. Y sin embargo tiene un estribillo muy bueno.
Hubo en su momento una edición especial, en la cual venía un segundo disco de remezclas que a mi me encanta.
Casal se adelantó, con un paso que ahora nos puede parecer normal,  muchos años a lo que ahora es común tanto en Cd como en Mp3, que los músicos y artistas incluyan bonus tracks con remezclas de temas.
Sé que han pasado treinta años y que ahora puede sonar demasiado a su época. Pero no por ello deja de ser un gran disco.