lunes, 20 de julio de 2015

JOHN FOXX - IN MYSTERIOUS WAYS

Haciendo juego con el título del disco, hay veces que de forma misteriosa y sin saber porqué se te han escapado discos cuando eras joven y que ahora escuchas y le das el valor que tienen.
Una buena excusa es que no había dinero para todo lo que querías. No como ahora que puedes encontrar todo y descargarlo. Así que tenías que invertir en algún disco y otros pues, sencillamente, dejarlo.
Tampoco me importa  reconocer que la obra de Foxx la voy conociendo poco a poco pasados los años.
Y uno de sus trabajos que fue conociendo pasado el tiempo es éste.
Antes de nada decir que sólo por un el tema Enter The Angel ya habría que escuchar todo el disco.
Un magnífico tema, marca Foxx, en donde la electrónica se mezcla con el romanticismo, la belleza y la melancolía. Una canción espléndida e inmaculada.
Pero gracias al músico, el resto del trabajo no tiene fallo ninguno.
Como el anterior, The Golden Section, y debido a que su música no producía los beneficios solicitados por la compañía de discos, The Mysterious Ways se sigue por el Synth Pop más asequible, aunque ello no consiga quitarle un ápice de calidad, ya que John Foxx deja claro desde el primer minuto su buen gusto y su saber hacer.
Star On Fire abre el disco de manera formidable.
What King Of Girl deja claro la facilidad que tiene Foxx para hacer melodías melodías estupendas.
El tema In Mysterious Ways logra ambientes formidables desde el minuto uno.
In The Side Of Paradise nos topamos con sonidos más potentes y New Wave.
Y el final con Enter The Angel II nos deja una formidable pieza barroca y con toque Ambient.
Realmente, cuando descubres discos como éste, editado en el 85, y que no escuchaste en su momento, la frase "más vale tarde que nunca" adquiere todo su significado.

4 comentarios :

  1. Un disco que me compré y pinché mucho. Me encantaba, pero me dejó un poso poco duradero. Quiero decir con ello, que me dejó mejor regusto quizá The garden, porque tenía algunas canciones más perdurables, como The garden, Dancing like a gun o Systems of romance, o el mismo The golden section, que ya apuntaba más descaradamente hacia el pop y menos hacia el techno, en un camino continuo desde su primer y fantástico Metamatic. Al respecto, su actuación en La Edad de Oro de Paloma Chamorro, donde presentó este disco, fue formidable. Todavía corren vídeos por internet.
    Saludos sintéticos

    ResponderEliminar
  2. Sí, comparado con los que comentas, no es el mejor. Pero lo bueno de Foxx es que siempre te deja tres o cuatro grandes temas.
    Y sí que hay vídeos de esa actuación.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  3. Gran disco, aunque siguen gustándome infinitamente más Metamatic y The Garden, sobretodo Metamatic, que para mi es inigualable.
    John Foxx se dejó caer por el sonido pop dejando el Tecno de lado, algo que ya vimos en The Golden Section y en ciertos toques en el mismo The Garden. Muchos hicieron como él más tarde o más temprano, cambiando la escena de sintetizadores por todas partes por la tradicional de guitarra, bajo y algún teclado para disimular. Eran tiempos en que las modas pasaban a todo trapo y quien no se subía a las tendencias del momento se comía los mocos, de ahí que tanto Foxx, como Human League, Heaven 17, OMD y tantos otros sufrieran esa "des-tecnificación". Depeche Mode tardaron más tiempo, pero en los 90 también hicieron lo mismo con su Faith and Devotion.
    Ahora, a la vejez viruelas y John Foxx sale ante el público con un escenario que parece la Nasa, los OMD reaparecen con su formación típica de sintetizadores, lo mismo que Human League y otros, una forma de rememorar sus inicios y/o de demostrar que sus verdaderos gustos musicales siempre han sido los mismos, lo que pasa es que muy pocos lo reconocerán en público. Sólo Andy de OMD lo dijo una vez, que "habían relegado los sintetizadores porque la escena Tecno había pasado de moda".
    Andy siempre tan sincero...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por escribir y por tu amplio comentario, con el cual no puedo estar más de acuerdo.
    Es cierto, en aquellos años, todo pasaba rápido. Había que adaptarse.
    Ahora, ya veteranos, pueden hacer lo que les de la gana.
    Con respecto a este disco, yo lo descubrí hace bien poco. Estoy también de acuerdo contigo que prefiero los dos primeros sin ninguna duda.
    Pero creo que el bueno de Foxx dejó muy buenos temas aquí.
    Leí una vez, que los discos no vendían lo que la Cía quería y supongo que tuvo que hacer alguna concesión.
    Vamos, como The Men (Human League). Claro que ellos se cambiaron el nombre para la ocasión.
    Un abrazo amigo.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar