domingo, 6 de diciembre de 2015

RODRIGUEZ - COLD FACT

Este disco me está comiendo el tiempo durante todo este fin de semana, lo he puesto muchas veces estos días.
Muchos sabéis la historia de este hombre.
Gracias a la búsqueda de unos fans que lo daban por muerto y a un documental que tuvo numerosos premios hace un par de años, se recupero la escasa discografía de este personaje que vivía modestamente gracias a su trabajo en la construcción.
Cuando editó este trabajo en el año 70 no se comió un colín y esto es casi literalmente. Apenas unas copias en USA.
Pero resulta que debido a las letras esplicitas sobre racismo y sexo, dicho todo sin tapujos para la época, pues resulta que alguna copia llego a Sudáfrica. Primero en formato "pirata" y luego ya editado legalmente, Rodríguez tuvo mucho éxito en ese país, llegando a ser más conocido que otros artistas americanos y europeos de mucho más renombre.
Lo curioso de todo es que Rodríguez no supo nada de ésto hasta pasadas casi tres décadas.
La verdad es que yo como os digo, hasta hace unos días no presté atención a nada, pensando más que todo se reducía a una campaña publicitaria bien orquestada para sacar rendimiento a algo que uno podía obviar.
Parte de la base que este trabajo no es una obra maestra. Es un disco de su tiempo, pero no sé si será por todo lo leido sobre el músico, que este disco me gusta y mucho.
Folk, Rock, un poquito de Psicodelia y todo listo para disfrutar un trabajo que seguro que no tenía que haber estado en lo mas alto de las listas en su momento, pero sí que debería haberse conocido muchísimo más.
Una de las trabas que seguro que tuvo para ser totalmente ignorado es que grabó en un sello pequeño y supongo también que de escasa difusión. Si a todo ésto le unimos que dicho sello desaparecio al poco de haber editado su segundo disco, pues el resultado no puede ser otro que el olvido más absoluto.
Pero yo disfruto mucho escuchando temas como Sugar Man, I Wonder, Only Good For Conversation, Crucify You Mind y todas en general.
Un recorrido placentero, bonito y la mar que gratificante durante la escucha del disco que es de esos que pasa volando.
Tal vez no sea para tanto el fenómeno Rodríguez, a mi me da exactamente igual.
Como sabéis mi afan siempre de rescatar disco olvidados por la mayoría, pues creo que lo logrado con este disco por gente con ganas de recuperar algo que creen que es interesante que lo conozca la gente pues es como si "algo" de lo que pretendo estuviese en este disco.
Y a mí me ha gustado mucho que me lo hayan descubierto.

FANGORIA - UN DIA CUALQUIERA EN VULCANO 1.0

Fangoria saca este Cd, también vinilo, en el año 92.
Una nueva andadura empezaba en la ya dilatada carrera del duo Alaska/Canut.
Grabado en sus propios estudios Vulcano y creando su propio sello, Metal Sonic Disco, es de esos discos a los que se le debe reconocer el mérito que tiene.
Fangoria camina sin miramientos a la escena internacional electrónica Dance de los primeros noventa.
La asimilan perfectamente  y la descargan con buena calidad.
Temas propios y versiones componen este disco, más las remezclas correspondientes.
Estos son los Fangoria que más me gustan. Esta primera etapa, camino entre el underground, pero mirando hacia las listas de ventas, crea un equilibrio perfecto.
El sonido es impecable, internacional, con una gama de estilos electrónicos variado y bien facturado.
Desde el Synth Pop de Hacia La Luz, hasta el sonido más Indutrial Punk guitarrero que hacen con la versión del tema de Killing Joke El Dinero No Es Nuestro Dios.
La versión de Basura de Los Panchos se mueve por el Tehcno de los 90, así como el Techno casi Trance y lisérgico del tema Sálvame, seguramente el más conocido de este disco. Un muy buen tema.
Pero a mí el que más me gusta es el potente Techno que nos encontramos en Siempre Alrededor.
Unos bajos sintéticos impresionantes y unas baterías programadas alucinantes. Los teclados juegan con el House más clásico por momentos y el estribillo es sencillamente genial.
Igual que, como dije antes, hay que reconocer el mérito de este disco, no por innovador en cuanto a estilos, pero sí en cuanto a que era algo que apenas se había hecho en este Estado, también hay que reconocer que las remezclas están muy bien y que se buscan nuevas formas de interpretación de los temas dentro de la electrónica más Dance que era la que predominaba en los primeros 90.
Además que tampoco era aún un camino muy explorado por los grupos estatales.
El formato maxi de los 80, con la simple extensión de los temas, había pasado a mejor vida.
Por último se debe tener en cuenta la labor de producción de Danny Hide y Big Toxic.
Un buen comienzo que lograron repetir en el futuro durante un tiempo.

MIKE OLDFIELD - THE VOYAGER

En el año 96, Mike nos ofrece un disco cargado de ambientes celtas, algo que había aparcado en su etapa más Pop, y que sí que había hecho, en mayor o menor medida, en sus comienzos.
Con temas propios y reinterpretando temas tradicionales,( a excepción de The Song Of Sun, tema del grupo gallego Luar Na Lubre), El inglés nos ofrece un maravilloso y relajado viaje a través de los sonidos tranquilos y sosegados del disco.
Aquí en Galicia fue causó mucho revuelo por el hecho de utilizar una canción de un grupo como Luar Na Lubre.
Realmente no es el mejor disco de Mike, pero sí que es un disco muy agradable de escuchar. Ademñas, el sonido y la producción son excelentes. Los sonidos límpios y claros ayudan mucho a que el disco entre de una manera distinta a como lo pueden hacer otros.
En todo momentos, con temas propios, ajenos o tradicionales, la impronta de Mike queda reflejada desde el primer momento.
De su mano, sí que podemos ser viajeros por unos momentos.
Un viaje íntimo en donde la morriña, la tristeza y la calma están presentes en todo momento.
Así creo que es una buena manera de hacer un viaje introspectivo para buscarnos y encontrarnos nostros mismos.
A la citada The Song Of Sun, podemos unir The Voyager, la revisión del tradicional Woman Of Ireland (que seguro que también os suena, pues en su momento el grupo The Christians la hizo famosa), o The Celtin Rain, no como las mejores, pero sí como buenos temas que nos valen de referente a la hora de afrontar este disco.
Mike volvía con su cara menos Pop, y los temas no eran largos como antaño, sí que The Voyager es un salto del propio músico mirando a sus comienzos.