martes, 5 de julio de 2016

ALPHAVILLE - THE BREATHTAKING BLUE

Pasaran tres años entre disco y disco.
Ahora nos puede parecer que no es nada.
Pero por aquel entonces si algún grupo no daba señales de vida, como no había la inmediatez de la información como hoy en día, lo dábamos por desaparecido.
A mí me pasó con Alphaville.
Y de repente oí un tema por la radio y como no podía ser de otra manera, cuando junté la pasta, fui presto a comprar el Lp.
Todo ello ocurrió en el año 89, que fue cuando se editó el disco.
Al principio me lleve una pequeña decepción.
No había rastro del sonido del primer disco. Pero la verdad es que, si bien seguían la ruta del segundo, el sonido parecía que se había vuelto más orgánico y también más adulto.
Bueno, como siempre, uno se decepciona un poco, pero no desespera.
La verdad es que no había hits inmediatos. Bueno está la sensacional Romeos, que es fenómenal, pero tal vez le faltara algo de "revoluciones" para mi gusto.
Y si quitamos la frenética y "Rockera" Ariadna, el disco es pausado, que no aburrido.
Sin embargo, el disco me fue ganando poco a poco, y dando un salto a la actualidad, a lo que pienso ahora, pues me quedo con que es un disco más que agradable, con buenos temas, y algunos realmente estupendos.
Summer Dream, She Fades Away o Mysteries of Love se mueven por campos del Soul donde sí que hay electrónica, pero la estructura no es tal.
Igual lo pasa a Heaven Or Hell. Estupendo medio tiempo estilo cabaret.
Aparte de Romeos, aquí hay para mí, dos temazos.
Una es la poderosa y al mismo tiempo relajada For A Million. Un temazo con un estribillo que desencaja desde el minuto uno. Preciosa y encantador de principio a fin.
Y el instrumental Patricia´s Park con sonidos que nos hace recordar a Oriente no tiene desperdicio. Una viaje hacia el corazón de tus sentimientos.
Siendo un disco poco electrónico para ser quienes era, choca que en la producción estuviera el mismísimo Klaus Schulze, todo un maestro y clásico de la electrónica mundial.
Si fue por ganarse un dinero extra, no lo sé. La verdad es que el disco suena cálico, claro y cristalino.
Un disco que ya en su momento, y también ahora, se puede oir como AOT, como digo yo.
Adult Oriented Tecno.


No hay comentarios :

Publicar un comentario