sábado, 23 de julio de 2016

SIMPLE MINDS - SPARKLE IN THE RAIN

Después de la joya que supuso New Gold Dreams, era difícil que SM lo superasen.
Y la verdad es que no lo consiguen, pero eso no es impedimento para que nos regalen un gran disco con tres o cuatro joyitas.
El sonido tal vez se ha "simplificado" un poco. La producción no es tan ampulosa.
Empezar el disco con dos bombas como Up On The Catwalk y Book Of Brilliant Things no es moco de pavo.
En el primer tema el sonido sigue siendo cargado envolvente.
En el segundo es más "limpio" menos robusto, pero el estribillo ya te mata desde el primer instante.
La cosa no desmejora con otro jitazo como es Speed Your Love To Me. Uno de esos temas que son antológicos y que un no se cansa de escuchar por su potencia y su robusted directa a tus sentidos.
Y la cosa no decae con Waterfront. Uno de sus himonos con un sonido de bajo impertubable e incisivo. Los teclados van creando unos pasajes, mientras Jim Ker parece que nos deja un sermón.
La cara A del disco terminaba con una gozada total. East At Easter. Una canción que vale mucho la pena. Es intensa de principio a fin.
La cara b comienza con una versión de el tema de Lou Reed Street Hassle que gana intensidad a la mitad del mismo, pero no es de la mejores.
Y es que es en esta segunda cara donde se nota lo que comentaba con respecto a la producción. No es mala, ni mucho menos, es clara y cristalina, pero es menos intensa.
White Hot Day  esta bien, gracias al estribillo.
"C" Moon Cry Like  a Baby es una canción que se debe de escuchar varias veces para apreciar lo buena que es.
The Kick Inside On Me es la más "rockera" del lote. Va ganando enteros poco a poco.
Y termina el disco con una delicadeza intensa como es Shake Off The Ghosts.
La mejor de la segunda cara y también del disco. Un instrumental con momentos ensoñadores y con ambientes que te trasladan a otra parte. Sintes creando ambientes acolchados. Bajo perfecto, percusión incisiva y guitarras en su justo punto.
Un estupendo disco. Insisto, no es como sus dos anteriores trabajos.
Sonidos menos densos en muchos momentos, pero no impide todo ello que Simple Minds nos regale unos cuantos temas de lo más granado de su discografía.



No hay comentarios :

Publicar un comentario