domingo, 30 de octubre de 2016

CABARET VOLTAIRE - THE CRACKDOWN

Sin ser un experto en el grupo, creo que este fue un disco de transición.
Transición a la hora de pasar de la experimentación y la electrónica más cruda y áspera, al Tecno Pop y los sonidos más bailables no más comerciales (nunca lo fueron), pero sí más accesibles.
Buenos ejemplos de esa transición son los hipnóticos 24-24 y Just Fascination (diferente al single), que nos invitan a bailar en las fábricas y en las industrias.
Talkin Time tiene una pegada de bajo impresionante, mientras suenan los sintetizadores y Malinder descarga sus soflamas.
Sin duda de las más pegadizas para todos los públicos.
Animation aporta más dosis sintéticas para el baile menos formal y académico.
In The Shadows busca en esas percusiones con sabor africano que ellos ya utilizaron anteriormente.
Over And Over es de la vieja escuela. Rítmica pero electrónica y más oscura si cabe.
Haiti es junto con The Crackdown de las menos bailables del lote. Pero esos ritmos en las dos son sensacionales y enganchan.
Editado en el 83, están ayudados en dos temas en la programación de baterías por Dave Ball (Soft Cell, The Grid).
Un disco encantador y que sólo por las bases bajo batería ya vale la pena escucharlo.
Además siempre me ha gustado de CV esos sintes que aparecen y desaparecen de la nada de una forma casi enigmática.
No sé el porque de su cambio en el sonido del grupo. Si bien fue por la salida del tercer miembro (Watson), porque la discográfica Virgin les pidió mejores resultados en cuanto a ventas, o porque se dieron cuenta que ellos ya empezaban a ser una influencia para otros músicos con más éxito y querían parte del pastel.
Lo desconozco. Eso sí, cabe recordar que el grupo nunca le hizo ascos a la música bailable.
Vale que no convencional, pero muchos temas anteriores a este trabajo son deliciosamente bailables.

1 comentario :

  1. Fue el disco que me dio acceso al mundo de C.V. Tremendo.

    ResponderEliminar