domingo, 25 de junio de 2017

JUAN PARDO - CONVERSACIONES CONMIGO MISMO

Con este disco, editado en 1974, Juan termina si trilogía inglesa.
Algo que nunca volvió a repetir.
Siempre lo diré y sé que más de uno me tachará de loco o ignorante, pero la carrera en solitario de Juan Pardo hasta, si me apuras, Mucho Más Juan, es mucho mejor de lo que muchos se pueden creer.
Es más como digo siempre, por haber sido fundador de Los Brincos, para mí ya merece un respeto.
Se especuló siempre, o por lo menos yo lo tengo leido, que Juan siempre estaba un poco mosqueado con Fernando Arbex porque éste conseguía entrar en el mercado americano e inglés con grupos como Barrabás y además de entrar, tener éxitos y entrar en las listas.
Por eso se dice que él intentó con estos tres álbumes penetrar en el mercado anglosajón.
Saliéndonos un poco del disco. Creo que Arbex siempre fue un poco más arriesgado y abierto a las nuevas propuestas que había en el mundo de la música.
Volviendo a este trabajo, puede que no sea de la misma calidad que los antecesores, pero eso ni significa que no sea un estupendo trabajo de principio a fin.
El Blues, el Rock más Sureño y el Folk siguen sonando de maravilla pasando por el filtro de Juan.
Ingreamente en inglés, aunque hubo single en castellano, debería ser un disco en el que nos parásemos más porque realmente no tiene desperdicio.
Conversation With Myself es distinta a la que se editó como sencillo. Además de la mayor duración, suena más seria, y queda mejor en el conjunto del disco. Un tema de esos básicos de su discofrafía.
Pero Living From Love, que abre el disco, ya nota que el músico está en una onda totalmente distinto a la que la hizo más conocido.
Su registro de voz es distinto, más potento, más rockero y con más Soul.
Y este tema es francamente una gozada.
Suddenly se mueve por los mundos del Rock con sabor más sureño y tiene unos arreglos de metal muy buenos.
I Wanna Be Fair es un medio tiempo, con sabor a balada, donde el Folk y los sonidos Pop se funden de manera precios. Es un tema fantástico.
La pequeñita Jamm (50 segundos), pues tiene mucho sabor Jazz.
Scoth With Ice And Water puede que sea la que más suene a lo que lo hizo más popular.
No quiere decir que sea mala. Ni mucho menos. Pero es ese sonido que hace reconocible a Juan Pardo el que está en este tema de una forma más presente. Pero el Rock Sureño y el Folk predominan sobre todo lo demás.
You´re The One comienza como una balada y en el medio empieza un entreñable sonido Camp que rompe de forma estupenda un tema que podía quedan en una bonita balada y poco más.
I Think I´m Gonna Cry suena a una canción perdida de George Harrison en uno de sus primeros álbumes. Con una voz potente, este es uno de los temas del disco.
Se cierra el disco con Said My Mama, que podríamos decir que es la más "rara" del lote.
Y digo lo de rara, porque el comienzo como balada Rock, no nos apunta nada de lo que viene a partir del minuto uno, un pepinazo total con toques Funk y Rock suave que es alucinante. Sin desperdicio ninguno.
Terminada la trilogía nada fue igual. Juan fue buscando su camino y, a su manera, durante unos discos más busco en diferentes fuentes de estilos.
Pero eso es otra historia.
Investigar no es sólo buscar sonidos nuevos, es revisitar sin miedo discos que en principio no nos tendrían que llamar la atención.
Así que recomiendo que escucheis sin miedo este más que estupendo disco.

No hay comentarios :

Publicar un comentario