jueves, 30 de mayo de 2019

DOUBLE - BLUE

Sin duda los suizos Double serán recordados por el magnífico The Captain Of Her Heart, una canción bonita y enternecedora que tuvo mucho éxito en toda Europa allá por el año 85
Hace un par de dias vi su primer disco a muy bajo precio y en muy buen estado y me dicidí a comprarlo.
Lo primero que debo decir es que el disco es elegante y sofisticado. Una producción impresionante y de las que a mi me encantan.
Decir que el disco es Synth Pop como he visto por ahí simplemente por el hecho de que los sintetizadores abarca muchos espacios en el dico sería limitarlo. Ni siquiera Pop electrónico.
Double podrían colocarse entre unos Blue Nile o Johny Hate Jazz o sólo por poner dos ejemplos.
Pop, New Wave sofisticado y elegante con sonido de aquellos 80 donde enn algúm momento podemos escuchar Your Prayer Takes Me Off para bailar de forma "Fashion" o tenemos  a Woman Of The World con  efluvios Jazz y caribeños dignos de cualquier club distinguido.
Podemos disfrutar también del Down Tempo que emana de Rangoon Moon y también del Pop sofisticado de Urban Nomads.
Double facturaron un estupendo primer disco que tiene argumentos suficientes para que uno pase unos estupendos minutos escuchándolo.

FINE YOUNG CANNIBALS - SHE DRIVES ME CRAZY

En el año 89 se editó este maxi con 3 mezclas de este tema que no sólo fue un éxito en el 88, si no que seguro que es de los más conocidos del grupo efímero que sólo editó dos Lps.
El tema es francamente deliciso y totalmente adictivo.
La cara A, con la mezcla U.S Mix, es un cañonazo donde este bajo que es una pasada se refuerza y se añaden algunos elementos electrónicos sutiles con lo cual el tema con un sonido más House, de moda en aquellos años, que no desvirtua la cancioón.
Tan sólo la deja más danceteable y disfrutable para las discos y los clubs.
En la cara b dos versiones más, Dub Mix y House Dub respectivamente.
No se diferencia mucho entre si.
Sonidos Dub, como su nombre indica y básicamente intrumentales.
Este tema es bueno siempre. Las remezclas valen la pena también.
Por cierto, las mezclas son a cargo de Justin Strauss.