viernes, 22 de noviembre de 2019

OMD - JUNK CULTURE

Después de su obra maestra Dazzle Ships que resultó ser un fiasco en cuanto a ventas, los chicos debieron recibir un buen tirón de orejas de la discográfica porque en este disco ya no hay rastros del anterior, si exceptuamos el tema que da título al disco.
Junk Culture es lo más "experimental y raro" que les dejaron meter en esta nueva grabación del 84. Podríamos añadir, a mucha distancia White Trash. Tema que no está nada mal sin ser redonda.
Todo está dirigido al Synth Pop asequible y masticable para la mayoría de los oidos.
Voy a ser sincero. Se me hace difícil hablar de Junk Culture.
Creo que es de los discos más flojos del grupo en su conjunto.
El sonido se vuelve más acomodaticio. Los temas cogen más forma Pop que electrónica.
Si, siguen teniendo hits inmediatos y buenos como Tesla Girls o Talking Loud and Clear (esta última también con sus matices), pero siendo también hit Locomotion pues baja el listón, escuchándola personalmente con más cariño que por otro cosa.
Sin ser hits, porque realmente pienso que OMD fue siempre más un grupo conocido por su singles que po sus Lps, podría destacar Never Turn Away. Una bonita balada marca de la casa aunque le falte un puntito para ser grande.
Después hay temas com Hard Day que no me convencen. Me pasa lo mismo con Love And Violence, aunque esté bastante mejor para mi gusto.
Algo que si que noto en el disco en general es el abuso de el sonido "trompetero" en demasiados temas.
Buffff!
La verdad es que realizar algo parecido como Dazzle Ships era muy difícil. Pero el camino que escogieron no me acaba de convencer del todo ni en este disco ni en los dos posteriores, (aunque creo que son mejores).
Bueno, son OMD. Tienen mis respetos. Hay cuatro o cinco temas buenos. Salvemos eso.

KID CREOLE AND THE COCONUTS - OFF THE COAST OF ME

En 1980 debuta el grupo con su primer Lp que si bien tenía definido el estilo que lo caracteriza, (porque el grupo sigue en activo, o por lo menos August Darnell), no así el sonido que consiguió en su momento de mayor éxito.
Si es cierto que el sonido caribeño y Funk, y menos latino de lo que parece, se nota aqui, no es menos cierto que el Pop también forma parte de este trabajo que hace que uno se encuentre en la encrucijada de si te gusta más por el contenido o porque representa parte de tu juventud musical.
Pero si uno es objetivo, el grupo tuvo en España su minimomento de gloria con Annie, I´m Not Your Daddy, editada dos años después. No sé, puede que valore más la música de aquella época por cosas ajenas a la objetividad. Unos comienzos de década que parecía que todo avanzaba a la velocidad del rayo y que los cientos de estilos que había y que se generaban tenían todos algo interesante. Incluso la menospreciada en muchos casos música comercial te ofrecía calidad.
Volviendo a la realidad de este disco, sin ser un disco maravilloso si que se escucha muy bien y de forma agradable y entretenida.
Mister Softee, Darrio Lilli Marlene o Maladie D'Amour valen para que nos pongamos a bailar. Bueno, realmente todo el disco es para bailar.
Tambien podemos apreciar esa capacidad del grupo americano para coger sonidos no propios de ellos y pasarlos por la batidora para hacerlos más internacionales.
Recordemos este disco y pasemos buenos momentos.