sábado, 30 de septiembre de 2017

MIGUEL OTERO - PEQUEÑOS CIRCULOS


El sello El Muelle Records sigue ampliando su catálogo sin prisa pero sin pausa. Terminado el vernao, han empezado con fuerzas renovadas.
Este es el disco de Miguel Otero. Un disco que es encantandor y bonito. 
Sí, sé que son palabras que pueden sonar un poco ñoñas y cursis, pero así es como lo veo. 
Y no me refiero a que haya baladas y esas cosas, nada de eso y por suerte. Sino que nos vamos a encontrar con seis temas que contienen belleza.
Los sonidos se mueven entre el Drone más ambiental, descriptivo y relajante hasta la electrónica menos agresiva  pero intensa.
Porque desde que empieza El Ritmo De Una Madre hasta que finaliza Nana Sobre La Hierba vamos a ir haciendo un recorrido descriptivo e intimista.
Gozadas como Dos Silencios.
Recorridos hacia el interior como en Abandonar El Nido.
O momentos de relajantes como Nana En La Hierba.
Un recorrido que debe hacerse de un tirón, sin hacer paradas. Un recorrido que debe hacerlo uno sólo, con unos auriculares y a un volumen medio. Porque Pequeños Círculos sólo necesita ser escuchado con tranquilidad. Nada más.
Ideal para esas noches que tendremos en este Otoño que acaba de empezar.

GARY NUMAN - SAVAGE (SONGS FROM A BROKEN WORLD)


Este nuevo disco de Gary Numan está no sólo teniendo críticas positivas, sino que además ha contado con el beneplácito del público inglés y está en lo alto de las listas.
Sabeis que lo de las listas y lo de las críticas me da bastante igual. Creo que el mejor crítico es uno mismo. Así que  para poder hablar uno de un disco debe escucharlo varias veces antes de tener una opinión un tanto objetiva sobre el mismo.
El disco Savage es bueno, en algunos momentos muy buenos. Numan creo que ha sabido hacer un disco sin perder su personalidad y darle unos momentos más asequibles para abarcar a más público.
Y lo ha conseguido de sobra. Como digo este sonido característico desde hace años del músico lo ha pulido de manera soberbia.
Sonido duros. Sonidos Dark. Sonidos sombrios para un mundo roto. Un mundo en que no se atisba visos de ir hacia mejor sino, todo lo contrario.
Aquí hay descargas brutales y unos estribillos que enganchan a la primera. Bien es cierto que en muchos casos la fórmula se repite en muchos temas y que ya casi sabes cuando va a haber un cambio en el tema. Puede ser que uno lleva escuchando bastante al músico y eso hace que conozcas un poco más por donde van a ir los tiros.
Y no es cuestión de ser un listillo. Es cuestión de escuchar sus últimos discos.
Independientemente de todo esto, trallazos inmediatos como My Name Is Ruin, (con su hija de 11 años haciendo unos impecables coros), hace que te olvides de menudencias.
Bed Of Thorns tiene de esos estribillos que sí que tal vez te extrañen en Numan. Entre tanta descarga hasta parece que te acaricia.
Ghost Nation es también una de esas grandes gozadas del disco.
La sombría The End Of The Things  tampoco se queda atrás. Y otro estribillo que tira de espaldas.
When The World Comes Apart es completa y aditiva. Sigue dando en la diana.
Y uno puede escuchar el reto de los temas sin que se vaya a llevar una desagradable sorpresa.
Porque el disco no defraudará a los seguidores de Numan de los últimos años y seguro que agrada a más un nuevo oyente que va a tener el disco.
Numan ha sabido conjugar dureza, efectividad, oscuridad y melodías estupendas con momentos hasta "suaves" en un mismo paquete. Y eso no es nada fácil.